Con la celebración del año nuevo Seri como producto y la construcción de otro recinto, Hermosillo buscará ir por más reuniones.

Francisco García Karam, director de la OCV de Hermosillo.

“Tenemos un crecimiento extraordinario, pero no hemos podido dar a conocer todo lo que tiene la ciudad”, dijo el director general de la Oficina de Convenciones y Visitantes, Francisco García Káram.

Agregó que hay mucho desconocimiento sobre Hermosillo, “pero eso es una ventaja porque las oportunidades de poder sorprenderte son mayores”.

Sin dar mayores detalles, anunció que se está trabajando en la construcción de un nuevo recinto operado por el gobierno.

“Tenemos dos recintos feriales. El primero de ellos es Expo Fórum de 7,500 metros cuadrados y La Cascada, con 1,250 metros cuadrados”, agregó.

Record de eventos actual

Destacó que la plaza acaba de cruzar el umbral de las 100 licitaciones, un hito para un destino emergente.

Y señaló que tan sólo este año buscarán llegar a la meta de pelear, al menos, 25 eventos. “Ahorita vamos en 18, pero ésta es la mejor época para licitar”.

Recordó que este número se refiere a eventos nuevos, pues ya en la ciudad se llevan a cabo 600.

Subrayó, entre los fundamentales de Hermosillo para el sector, su conectividad, pues se encuentra en el top ten de los aeropuertos mejor conectados.

En Hermosillo la conectividad es un punto clave en el desarrollo del turismo en la entidad.

Asimismo, su oferta hotelera, que asciende a 5,000 habitaciones, la mitad de éstas, de categoría turística para el turismo de reuniones.

Desarrollo de productos

García Káram enfatizó que se sigue trabajando en el desarrollo de nuevos productos para el turismo de reuniones.

Anunció un atractivo ideal para el team building en el estado de béisbol: una variante más sencilla de este deporte, llamada slow pitch.

No obstante, reconoció que el producto estrella sigue siendo la representación del Año Nuevo Seri.

Esto en una sección del Bosque de los Sahuaros en el desierto sonorense donde se pueden albergar hasta 2,000 invitados.

Ubicado a unos 40 minutos de distancia de Hermosillo y a sólo 10 minutos de la playa.

Esta actividad mística y auténtica se complementa con la práctica del sandboarding que se realiza en las dunas del desierto.

El cierre, con broche de oro es una cena con productos regionales bajo una estrellada bóveda celeste.

Defensores de su tierra y del mar, los Seris han sobrevivido con sus costumbres contra viento y marea.

Más Información del destino en: http://www.ocvhermosillo.com/vive_hermosillo/

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY