En la región noreste de Sarawak, cerca al estado de Sabah y ubicado en la frontera de Kalimantan se encuentra la cordillera llamada Kelabit Highlands. Dichas montañas son el paisaje de un pueblo llamado Bario que pese a su modesta población se ha hecho de renombre en el mundo del turismo al atraer a visitantes de todo el mundo. Gran parte de su atractivo proviene de la abundancia y fertilidad que caracterizan sus territorios, así como lo que se produce en ellos, arroz, piñas y sal. El encanto de este lugar no sólo se limita a su producción agricultora, la riqueza natural también juega un papel importante, ya que el pueblo se sitúa en una meseta que se eleva a mil metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en uno de los asentamientos más altos en la Isla de Borneo.

kelabit-highlands-un-paraiso-inexplorado01

Sus habitantes, también llamados Kelabit, son una tribu que se acopló al terreno montañoso que actualmente suman 6,800 nativos que conviven con otras tribus en Sarawak. Respecto a la oferta de Bario, Julian Rang, jefe de la asociación de guía de la localidad explica que cuenta con una cultura colorida, un escenario natural con selva tropical que sirve como escape, un parque nacional llamado Pulong Tau, monolitos entre muchas otras cosas que los visitantes pueden disfrutar en el museo local. Además de tres grandes eventos que se realizan cada año: el primero, Irau Nukenen es un festival de comida que dura tres días. Se realiza a finales de julio desde hace once años; en él se exhiben 80 platillos locales hechos en las granjas con productos recolectados en la jungla.

El segundo evento es la carrera Runners Wild cuya historia comenzó en mayo del año pasado y en 2016 registró a 60 participantes. Finalmente el Kebangkitan Rohani es una especie de retiro espiritual de tres días que ocurre en noviembre desde 1973, cuenta con una afluencia de 2 mil personas cada año. Otras actividades a realizar son el senderismo y los recorridos con kayak, además del descanso. Julián también enfatiza que se mejorará la infraestructura, tanto de las carreteras, como las telecomunicaciones que puedan facilitar la llegada de visitantes. Uno de los proyectos destacables es el centro de Bario Telecentre, dirigido por la Universidad de Malasia (UNIMAS), con el fin de estudiar el desarrollo sustentable en comunidades remotas mediante el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TICs).

En cuanto a conectividad, diariamente llegan vuelos a Bario desde Miri, a partir de su llegada al aeropuerto los visitantes deberán transportarse vía terrestre, pese a lo intrépido del recorrido el lugar cuenta con bellezas que vale la pena recorrer. El lugar es uno de los sitios más tranquilos, pese al creciente desarrollo del turismo aún es posible encontrarse a sus nativos los Kelabit, que reconocerás por los lóbulos de sus orejas, alargados debido al peso del metal de sus pendientes.

Conoce más de la región de Sarawak dando click en sarawaktourism.com

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY