Según artículos recientes, uno de los efectos de esta contingencia ha sido el síndrome del burnout, sobre todo en quienes además de estar trabajando desde casa, atienden los asuntos familiares y/o domésticos.

Los profesionistas, los profesores y el personal sanitario hoy día están presentando esta sensación de “no dar más” y sentirse agotados y frustrados.

El llamado síndrome del burnout (o del trabajador quemado) ha sido reconocido por la OMS como un trastorno de salud relacionado con el desgaste profesional.

Es una respuesta al estrés crónico y, por supuesto, identificarlo y tratarlo a la brevedad puede ayudarte a entender qué está pasando con tu mente y tus emociones.

Lo bueno es que tiene solución, solo tienes que darte cuenta y empezar a ayudar a tu mente a calmarse.

Desde una perspectiva clínica, los síntomas del síndrome del burnout, los de la depresión y los de la ansiedad pueden ser muy parecidos; sin embargo, aquí solo te planteamos la posibilidad de identificar si lo que estás sintiendo ahora es consecuencia de las exigencias del trabajo desde casa y darte algunas opciones para disminuir este desgaste emocional y físico. Por supuesto, lo más importante es que si los síntomas persisten o son muy agudos busques ayuda profesional. OJO: la atención por profesionales de la salud mental es una búsqueda de tu bienestar, no debe darte vergüenza o temor.

De entre los síntomas que se identifican están:

  1. Agotamiento emocional. Fatiga física y mental.
  2. Despersonalización. Irritabilidad y pérdida de motivación que lleva a actitudes y comportamientos que pueden parecer hasta cínicos o poco empáticos.
  3. Falta de sensación de realización personal. Frustración, insatisfacción, desilusión.

¿Qué puedes hacer? Los especialistas en el diagnóstico y tratamiento de este padecimiento sugieren:

  1. Detecta qué está pasando. Lo primero es saber cómo estás, escanea tu cuerpo y date cuenta qué partes de ti están tensas; cómo te sientes: ¿enojado, triste, aburrido? Conectar con nuestras emociones no es algo que nos enseñen a hacer, así que puedes empezar con ejercicios fáciles de conciencia plena. Hoy día hay muchos recursos en internet, APPs, cursos en línea gratuitos que te enseñan a convivir sanamente con tu mente sin pelearte ni con tus pensamientos ni con tus emociones.
  2. Dale aire a tu mente. Establece límites sanos para el trabajo en casa, genera una rutina y metas para cumplir con tareas. Sé amable contigo, todos estamos viviendo una situación inaudita y debemos tenernos paciencia. Además de encontrar cómo poner horarios para el trabajo, para el descanso y para el esparcimiento. Se ha comprobado que el cerebro, igual que cuando haces mucho ejercicio físico, necesita un tiempo para recuperarse.

La meditación, la lectura, el compartir tiempo con tus seres queridos, esto le da a la mente un descanso.

  1. Come bien. La alimentación es básica para que tu cerebro trabaje correctamente, no te saltes comidas, establece horarios también para desayunar, comer y cenar. Busca incluir en tu alimentación el balance saludable que te permita tener energía para pensar.

Puedes incluir la ingesta de grenetina o de grenetina hidrolizada (colágeno) en alguna de tus comidas; esto te dará un aporte de aminoácidos esenciales que ayudarán a sentirte en equilibrio físico y emocional. Por ejemplo, la Línea Bienestar Duché tiene una formulación de colágeno hidrolizado con valeriana que puedes tomar caliente como un tecito para relajarte después de terminar tu jornada laboral. Otra opción es hacerte un rico licuado con las mezclas sabor chocolate, vainilla o fresa, con ello tendrás la opción de no brincarte el desayuno y obtener un aporte de proteína.

  1. Ejercita tu cuerpo. Una de las cosas que funcionan muy bien para liberar el estrés y para ayudarle a nuestra mente a despejarse es hacer ejercicio. Hoy hay un sinfín de oferta de actividades gratuitas para hacer rutinas de ejercicio o de baile que puedes encontrar en línea. Media hora diaria te harán sentir mejor. También te sugerimos poner alarmas cada 50 minutos para levantarte de tu silla, estirarte y caminar un poco. Esto también le manda señales a tu cerebro para liberar estrés.

Estas son algunas ideas que Duché quiere compartir contigo, siempre será importante que te alimentes de manera balanceada, que duermas bien y que hagas actividad física que te permita estar en bienestar.

Más información visite: http://www.duche.com

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.