La Organización Marítima Internacional (OMI) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) destacan la importancia que tiene la reanudación de los cruceros para la economía mundial.

Las nuevas normas de seguridad y la reducción de aforos empujarán a las empresas a subir precios y volver a sus orígenes, con un producto más elitista
Las nuevas normas de seguridad y la reducción de aforos empujarán a las empresas a subir precios y volver a sus orígenes, con un producto más elitista

Cabe destacar que el transporte marítimo mueve más del 80 % del volumen del comercio mundial, que abarca los alimentos, la energía y las materias primas del mundo.

Así como los productos manufacturados y los componentes, y es fundamental para el desarrollo sostenible y la prosperidad.

De la misma manera el transporte marítimo depende de los dos millones de marinos que operan los buques mercantes del mundo.

Por lo cual se estima que, actualmente, unos 400 000 marinos están trabajando después de vencidos sus contratos iniciales, y que otros 400 000 están esperando en tierra para relevarlos.

Reanudación gradual y segura 

Es por eso que  la OMI ha proporcionado orientaciones amplias al sector del transporte marítimo y a los Gobiernos Miembros mediante las circulares de la serie Nº 4204/Add.26.

Los cuales incluyen disposiciones para la reanudación gradual y segura de las operaciones de los buques de crucero.

Así como tres documentos marco (marco del operador, marco del pasajero y marco del marino) que han sido elaborados por la Cámara de Transporte Marítimo del Reino Unido junto con la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA).

La crisis del coronavirus ha puesto en una encrucijada al sector de los cruceros, que busca cómo salir a flote de una situación límite.
La crisis del coronavirus ha puesto en una encrucijada al sector de los cruceros, que busca cómo salir a flote de una situación límite.

Asimismo, ambos organismos reconocen el papel fundamental que desempeña el sector marítimo para mantener el flujo del comercio durante la lucha mundial contra la COVID-19.

Y es que debido a la pandemia, está previsto que las llegadas de turistas internacionales en todo el mundo se reduzcan entre 850 y 1 100 millones.

Lo que entraña una pérdida de entre 910 000 millones y 1,2 billones de dólares de los Estados Unidos en ingresos por exportaciones derivadas del turismo.

Y pone en peligro entre 100 y 120 millones de puestos de trabajo relacionados directamente con el turismo.

Una vuelta al lujo 

En cuanto al sector de los cruceros, aproximadamente 30 millones de pasajeros hicieron un viaje de crucero en 2019.

Según datos de la industria, el sector de los cruceros mantiene 1,2 millones de puestos de trabajo.

Y genera 150.000 millones de dólares americanos para la economía mundial cada año. 

Por lo cual es de vital importancia lo que representa el turismo para los pequeños Estados insulares, donde es un medio de subsistencia para millones de personas y aporta sustanciales beneficios socioeconómicos.

La OMT y la OMI destacan que la reanudación de las operaciones de los buques de crucero también beneficiará a la comunidad marítima en general.

Ya que los buques de pasaje participan en el sistema automatizado de asistencia mutua para el salvamento de buques (AMVER).

Y a menudo los centros coordinadores de salvamento les piden que ofrezcan asistencia a los buques en peligro en el mar.

La vuelta de los cruceros a algo parecido a la normalidad previa a la covid-19 no se vislumbra hasta 2021.
La vuelta de los cruceros a algo parecido a la normalidad previa a la covid-19 no se vislumbra hasta 2021.

¿Quieres conocer más de esta declaración conjunta? Visita aquí.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.