Riu Hotels & Resorts lleva trabajando varias semanas en la creación de 17 protocolos que servirán para guiar la operación de los hoteles en su reapertura post – coronavirus.

Estos protocolos, creados por los profesionales de Riu en colaboración con Preverisk Group, ofrecen soluciones concretas y aplicables para los hoteles y sus diferentes áreas.

El siguiente paso será, según adelantan fuentes de la cadena, “la creación de una red promovida por Preverisk y constituida como una gran alianza del sector para poder compartir y difundir este conocimiento entre los actores que lo deseen, puesto que todos trabajamos ahora con el objetivo común de recuperar la actividad de forma segura y la confianza de los clientes en los destinos y negocios”.

Formando parte de la Post Covid19 Hospitality Sector Alliance todos los participantes también podrán acceder a cursos formativas elaboradas por Preverisk donde se explique la operativa de las medidas recomendadas.

Los protocolos elaborados por Riu en colaboración con Preverisk ya están en manos de gobiernos españoles e internacionales, así como en las de TUI Group para su supervisión

Una parte esencial de estos protocolos será la formación de los empleados para asegurar que todos conocen la información para saber cómo actuar en cada una de las tareas que afrontan en su puesto de trabajo.

El seguimiento de los empleados, verificando que sólo acuden al puesto de trabajo en condiciones óptimas de salud, será también parte imprescindible del éxito de este plan, como también lo es que ninguno que pertenezca a un grupo de riesgo afronte tareas delicadas, como la limpieza de elementos o zonas con casos sospechosos de COVID-19.

Medidas en Recepción

Los protocolos separan  con detalle las nuevas medidas que abarcan por ejemplo la limitación de la ocupación del hotel a un máximo de entre el 50% y 60% (salvo normas locales más restrictivas).

El control de temperatura de los huéspedes a la llegada, la instauración gradual del web check-in para evitar al máximo la manipulación de documentos de forma física, la instalación de mamparas en las recepciones, respeto de distancia de seguridad o uso de Equipos de Protección Individual (EPI) entre los empleados, desinfección de su puesto y utensilios de trabajo tras cada jornada.

Así como primar el uso de la app del hotel para consultar información y horarios, de nuevo para evitar el intercambio de documentos.

La hora de check-out se adelanta a las 11.00, mientras que la de check-in se retrasa a las 16.00 para poder cumplir con las nuevas medidas de limpieza de habitaciones.

En los lobbies, las pantallas de los tótems informativos dejan de momento de ser interactivas para pasar a ofrecer la información en carrusel.

Habitaciones y Limpieza

En las habitaciones se eliminan todos los elementos no esenciales como cafeteras, revistas, folletos o bolsas de lavandería; se reducen los amenities a los esenciales, al tiempo que se incluye un dispensador de gel hidroalcohólico en cada habitación.

Por su parte, el personal mantendrá el protocolo para evitar contaminación cruzada en la limpieza de habitaciones, fruto de la experiencia de más de 65 años de Riu.

Éste incluye el uso de paños de diferentes colores para las distintas dependencias, la utilización de productos virucidas de eficacia probada y el uso obligatorio de EPI por todo el personal.

Además se impone el refuerzo diario de desinfección de elementos de manipulación habitual como mando de la televisión, teléfono, manillas, puertas o cortinas; mientras que se añade la nebulización del producto virucida a todas las superficies en habitaciones de salida, que mantendrán el tiempo de seguridad recomendado por el fabricante del producto entre la limpieza y la asignación al nuevo huésped.

Se crea además un “equipo de desinfección” por hotel que estará especializado en la limpieza de habitaciones ocupadas por casos confirmados o sospechosos de coronavirus.

En el caso de que posibles enfermos no puedan ser trasladados a un centro hospitalario, se reserva una zona específica del hotel con medidas estrictas de asignación y ocupación de las habitaciones, así como de limpieza.

Comedor

Riu apuesta firmemente por mantener sus bufés, puesto que son parte característica de su oferta y está muy bien valorada por sus clientes. Para ello instaurará medidas de seguridad que deberán seguir tanto los empleados como los clientes.

Se organizan turnos de comida y cena, se reduce el aforo de restaurantes y será obligatoria la desinfección de manos a la entrada.

Cada huésped deberá llevar guantes y mascarilla para acercarse a los bufés, que ahora contendrán más porciones individuales, más productos envasados y más cocina en vivo.

Las mesas estarán cubiertas por manteles de un solo uso, los cubiertos se montarán en la mesa y las asignaciones de los asientos se harán guardando distancias de seguridad y evitando las zonas de paso, entre otras medidas.

Piscinas y Servicios Técnicos

Las piscinas contarán con limitaciones de aforo, se distanciarán las hamacas y sombrillas y se elimina la necesidad de tarjeta para cambiar las toallas mojadas al final de la sesión de baño.

Se refuerza la frecuencia en las tareas de limpieza y desinfección de las áreas de piscina y jacuzzi, y se utilizarán productos de desinfección del agua adecuados para la situación actual; también se cuidan las medidas de protección individual con el uso de mascarillas y guantes por parte del personal.

Estos son ejemplos destacados extraídos de los nuevos protocolos, pero existen muchas otras acciones que involucran a proveedores, transportistas y repartidores, o tratan el uso de los ascensores o la limpieza de los baños de zonas comunes, así como nuevas medidas de aplicación por parte del personal de bares, cocinas y animación. 

Más información: www.riu.com

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.