Con más de 20 años en este mundo mágico de los Eventos, quiero en esta oportunidad transmitirles a ustedes, como un OPE siente y vive la organización y el transcurrir de un evento.

No importa si es social, comercial o cultural, lo importante y lo que pretendo poder transmitir es esa adrenalina que nos provoca esta emocionante profesión de hacer realidad el pensamiento y la idea de esa persona a quien entrevistamos por primera vez y será de ese momento y en adelante nuestro cómplice y nuestro juez al mismo tiempo.

La entrevista es ese primer momento de conexión, conocer cada una de las necesidades que nuestros clientes nos exponen y buscan resolver con nuestra intervención; no somos quienes haremos todo.

Sin lugar a dudas sumaremos todo el equipo técnico y profesional para lograr el objetivo final que es hacer del evento un momento inolvidable, somos los responsables de contrastar esa idea, ese sueño con una realidad vivencial y que nuestros clientes esperan.

Con el feedback como herramienta principal, ahora nos encontramos en la instancia organizativa.

Nos ponemos en contacto con proveedores y empresas prestadoras para la realización del evento, como iluminación, sonido, catering, diseñadores gráficos, floristas, decoradores, entre muchos otros, porque los eventos son tan variados que a veces se recurren a personas o empresas necesarias hasta llegar a esa idea única que hará recordar a nuestro cliente la experiencia vivida de ese evento para toda la vida.

Quiero aprovechar esto y contarles una experiencia personal con uno de ellos… “Me contrato una Empresa para el festejo de su aniversario,  querían trasmitir a sus empleados lo importante del cuidado del medio ambiente y la sustentabilidad en cada accionar de la empresa”.

“Con mi equipo armamos un show previo a la cena de luz, sonido y acciones sensoriales dentro una carpa totalmente cerrada, y es aquí donde les cuento que recurrimos a un Ingeniero Agrónomo, ya que en un momento trasmitíamos imágenes que nos conectaban con la naturaleza y en un repentino cambio de clima necesitábamos la sensación de frio y lluvia, para lo cual este Ingeniero, con un sistema de riego montado en el techo de la carpa y con ventiladores, logró en cada participante esa vivencia, por solo unos segundos y fue como una bruma que sorprendió a quienes estaban presentes”…..

“Finalmente llega el momento y todo lo que pensamos, organizamos, montamos y chequeamos, es hora de que sea realidad”.

Llevo 20 años organizando eventos, y cada uno me produce la sensación de que es el primero de todos, la adrenalina está a flor de piel, y cada minuto que transcurre es único e irreproducible y en este comentario me detengo.

Quiero que piensen en esto que acabo de decir, porque es la esencia de esta nota, los OPE tenemos la responsabilidad de que el detalle sea la diferencia en todo momento, que nada falte y que nada este de más, no hay segundas oportunidades.

El éxito del evento está en nuestras manos, como por ejemplo, en un casamiento los novios proponen atención para mostrar un video de recuerdos de su infancia y en la pantalla se transmite un video sorpresa que las amigas de la novia prepararon a los agasajados, claro pude pasar, pero nosotros estamos para que no suceda; ellos soñaron con cada momento y cada detalle de esta fiesta irrepetible, nosotros debemos hacerlo realidad.

Los eventos en general, tienen esos minutos que se transforman rápidamente en unas pocas horas y que cada una de ellas, son el resultado de mucho tiempo y dedicación, de plasmar la experiencia de nuestra empresa y si, pueden suceder esos imprevistos o imponderables.

Y nosotros debemos tener la capacidad de salir de la situación de la mejor manera posible, los invitados o participantes no sabían lo que sucedería, entonces actuamos de forma profesional resolviendo la situación, estas cosas pasan y como los magos nunca revelamos nuestros secretos.

Terminó el evento y la primer satisfacción como organizador es cuando al salir ese invitado o participante se acerca y nos dice, “que bien que salió todo esto no me olvido más” y  se nos llena el pecho de orgullo y amablemente contestamos muchas gracias, pero aquí hoy a Uds. le sumos un pensamiento a ese comentario, que se los expreso en este momento, las cosas no salen bien, las cosas se hacen bien y ese en nuestro trabajo en cada evento por ello identifico con  este lema en mi empresa, LA EXCELENCIA NO SE IMPROVISA.

Ser empático con el cliente, ponerse la camiseta del evento, hacer de cada uno de los eventos algo único e irreproducible, hacer realidad los sueños, lograr trasmitir los mensajes y llegar a los participantes, generar emociones imborrables en  cada persona, impactar con un hecho concreto, en fin lograr de esa primer entrevista el evento soñado.

Más información en: https://www.nouneventos.com.ar/

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.