Las bodas siguen siendo la joya de la corona en cuanto a eventos sociales se refiere.  Es un segmento que evoluciona cada año, con cada segmento de novias y novios que quieren hacer de su celebración una experiencia sin igual.

Uno de los ingredientes principales para esto es precisamente, la locación de la boda: hotel, jardín, acuario, salón, playa, parques temáticos, terraza, islas, hacienda hasta ¡helipuertos! 

Hoy día existe una enorme oferta, que a veces se pierden en su objetivo de no solo llenar sus viernes y sábados, sino que además de eso sea reconocida por ser “El lugar de los mejores eventos”.

Y para este último objetivo hay un jugador esencial: el wedding planner profesional, que no solamente asesora a las parejas sino es quien planea la celebración y es la voz en la que los novios que desean grandes experiencias confían.

Su relevancia no es solo para los novios, sino también para todos los proveedores, un profesional en bodas puede facilitar todas las actividades y llevarlas a un nivel de ejecución mucho mayor al que estamos acostumbrados.

Así que su punto de vista es muy importante dentro de la toma de decisiones de los novios y novias y es hora de que lo conozcas:

1.- Facilidades para trabajar: 

Eventos “fuera de la caja” esto es, tener la posibilidad de transformar los espacios según los gustos y expectativas de los clientes esto implica desde: tiempos prolongados de montaje y desmontaje, accesos directos al área del evento, posibilidad de usar transportación interna exclusiva para la producción – en caso de haciendas extensas- existencia de puntos de apoyo, colgados, plantas de luz y plantas de emergencia

2.-Autenticidad:

Ciertamente las grandes producciones pueden transformar todo, pero cuando un lugar es auténtico en su diseño, su conceptualización, su filosofía de trabajo y hasta procesos internos, responsabilidad social y sustentabilidad son un must que un buen planner siempre buscara de cada lugar y será una de las características que más se buscaran en los próximos años.

3.- Se un centro de experiencias:

Si, la experiencia de la boda no depende solo del planner, también puedes apuntarte unos grados de deseabilidad si en tus instalaciones guardas lugar para encantar a tus visitantes, hay lugares que tienen “rituales” que no dependen del evento, sino que forman parte de la filosofía del lugar, puedes incluir estas experiencias propias como detalles extras que enriquezcan la visita de las personas a la boda y generes por ti mismo memorabilidad: puede ser una hermosa fuente,  un rincón romántico instagrameable,  una pequeña leyenda local, un Kiss me spot… como ejemplo.

4.- Imagen congruente:

Todo lo que pones en internet, desde tu página web hasta el último tweet debe estar en consonancia con lo que quieres comunicar, con tu autenticidad. 

Antes de que los wedding planners lleguen con clientes a tu locación, primero harán una búsqueda exhaustiva en la red: de la forma como te vean allí será en gran medida la posibilidad que vayan a visitar y conocer en persona tu locación.

Así que actualiza tu contenido en la red, no dependas de las fotos reales de los eventos invierte en sesiones de fotos con fotógrafos especializados en bodas para transmitir visualmente lo que quieres y que busca tu tipo de cliente.

5.-Date a conocer inteligentemente.

Organiza eventos exclusivos para wedding planners y diseñadores florales, es la mejor inversión promocional.   El mejor tipo de eventos será el educativo, donde le enseñan todos los pros de hacer su evento allí: facilidades, promociones, recorridos, además de una muestra de la hospitalidad y decoración súper instagrameable para que lo compartan en sus redes.

Espero que estos tips les ayude a comprender mejor qué buscan los wedding planners y cómo puedes adecuar tu locación para tenerlos en casa.

Más información visite: https://dagyirivera.com/

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.