Aviointeriors, empresa que diseña el interior de los aviones, ha presentado su propuesta de asientos para minimizar el riesgo de contagio dentro de la cabina y ofrecer más seguridad a los pasajeros cuando puedan volver a viajar tras la pandemia.

Asiento Janus, con el asiento central invertido

La casa de diseño italiana Aviointeriors propone dos ideas para que la clase turista se reformule: una que adapta la configuración actual y otra totalmente disruptiva.

Bautizada Janus en referencia al dios de dos caras de la antigua Roma, la propuesta más original de Avionteriors para los futuros asientos de los aviones “se distingue por la posición inversa del asiento central de la fila triple”.

Es que la industria de viajes deberá buscar soluciones que devuelvan la confianza a los pasajeros y garanticen la seguridad sanitaria.

En busca de “el máximo aislamiento entre los pasajeros sentados uno al lado del otro”, la firma especializada en diseño de interiores de aviones, elaboró una fila de tres asientos con el del centro mirando hacia atrás.

“Mientras los pasajeros sentados en los asientos laterales, el pasillo y la ventanilla, continúan posicionados en la dirección del vuelo como de costumbre, el pasajero sentado en el centro está mirando hacia atrás”, describen.

Esta disposición permite que los tres pasajeros se separen con una mampara hecha de material transparente que los aísla entre sí, creando una barrera protectora para todos. 

Cada pasajero tiene su propio espacio aislado de los demás, incluso de las personas que caminan por el pasillo.

La protección por tres lados “contiene la propagación por la respiración a los ocupantes de los asientos adyacentes”.

El asiento Janus está hecho de materiales de fácil limpieza e higiene segura, afirma Aviointeriors.

Mamparas

La otra solución supone una respuesta rápida y adaptada a las actuales configuraciones.

Se trata de una mampara acrílica translúcida que puede ser instalada en los asientos existentes “para hacer que la proximidad sea más segura entre los pasajeros que comparten la misma fila de asientos”.

Se llama Glassafe y es una solución “hecha de material transparente para que toda la cabina sea armoniosa y estéticamente liviana, pero cumple perfectamente el objetivo de crear un volumen aislado alrededor del pasajero para evitar o minimizar los contactos e interacciones a través del aire entre un pasajero y otro, a fin de reducir la probabilidad de contaminación por virus u otros”.

Los sistemas de fijación al asiento permiten una fácil instalación y extracción, afirma la fabricante de interiores de aviones.

Glassafe “se puede suministrar en material opaco o con diferentes grados de transparencia, todo de fácil limpieza y adecuado para una higienización segura”.

Una mampara que se puede instalar en las actuales configuraciones reduciría el contacto

Fuentes de Aviointeriors confirmaron que al menos una de las principales aerolíneas internacionales ha mostrado cierto interés en los diseños.

Más información visite: http://aviointeriors.it/

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.