26.1 C
Mexico City
domingo, marzo 3, 2024

IBTM y el metaverso

Roof top - Los vitrales - Una experiencia de altura

Hace apenas unos años empezamos a escuchar con mayor frecuencia el término metaverso debido al impulso que generó Facebook sobre esta tecnología, aunque en realidad el concepto surgió a mediados del siglo pasado.

Pero el objetivo de este artículo no es analizar los antecedentes históricos del concepto, sino comprender cómo se puede beneficiar la industria de reuniones con su uso y aplicación.

El metaverso consiste en un mundo virtual, o un entorno colectivo de varios mundos virtuales, que brinda un espacio compartido para que los usuarios interactúen, experimenten e intercambien información, contenidos y actividades.

Prevé una integración de la realidad virtual, o aumentada, para que los usuarios vivan, trabajen y jueguen en un ambiente simulado de 3D.  

Este mundo virtual permite a los usuarios buscar experiencias significativas y satisfactorias en los espacios que lo constituyen, y aunque en realidad el concepto se encuentra en sus primeras etapas, se considera que seguirá evolucionando para brindar experiencias más enriquecedoras.

Igualmente, podría dar forma al futuro de los eventos o por lo menos crear nuevas prácticas. La plataforma del metaverso aprovecha la realidad virtual, aumentada y física, para crear experiencias inmersivas para los usuarios y, aseguran expertos.

Metaverso
El metaverso consiste en un mundo virtual, o un entorno colectivo de varios mundos virtuales.

Los eventos tendrán un uso muy práctico

Los eventos en este ámbito tendrán un uso muy práctico y podrán ser de todos los tamaños. Los usuarios podrán interactuar entre sí en cualquier lugar y en cualquier momento, ya no hay barreras físicas ni temporales.

Para interactuar en el metaverso, los usuarios o asistentes deben usar un casco de realidad virtual, que, por cierto, no tiene que conectarse a una computadora para “sumergirse” en este mundo.

Puede parecer un poco incómodo, pero los fabricantes les han agregado a los cascos controles ergonómicos, tres o más cámaras frontales, y elementos de machine learning y comprensión espacial que mejoran y optimizan la experiencia.

Ya con el casco puesto, el usuario puede sentirse en el evento. No tiene que viajar ni desplazarse, y puede acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Aunque naturalmente, entre más usuarios tengan acceso a esta tecnología, los eventos serán más concurridos. Desde luego, esto es en caso de que no se desee viajar, porque la experiencia física sigue siendo única.

En esta parte es en donde entra en juego el avatar, que es una representación digital de uno mismo, y puede ser personalizada al gusto, moldeando una apariencia propia, incluyendo elementos como la ropa y el cabello.

Metaverso
Para interactuar en el metaverso, los usuarios o asistentes deben usar un casco de realidad virtual.

IBTM Americas y el metaverso

El usuario puede tener diferentes avatares para varias plataformas de metaverso y así crear una experiencia más inmersiva para sentir mejor su presencia en el mundo virtual.

Es una experiencia que trasciende la imaginación, porque esta tecnología permite sentir que estamos en el evento, sentados en un auditorio escuchando en vivo al conferencista, aunque sea en línea y podemos interactuar con los demás asistentes, organizadores y ponentes, mediante chats.

Actualmente puede parecer costoso acceder a esta tecnología, pero también es cierto que cualquier avance tecnológico con el tiempo tiende a disminuir sus precios y cada vez más gente lo puede usar.

Vale la pena conocer estos avances para encontrar la mejor forma de adoptarlos, aunque sea progresivamente, y IBTM Americas es el espacio idóneo para explorar este y otro tipo de adelantos e intercambiar experiencias con los demás asistentes, por cierto, en tiempo real.

Para más información de IBTM Americas visita aquí

Últimas publicaciones
Artículos relacionados
spot_img