Los rituales nupciales, así como los conocemos hoy en día, en occidente, datan principalmente de los usos y costumbres del Imperio Romano, las modificaciones que han tenido a lo largo de los siglos han sido para adaptarlas y/o fusionarlas a las necesidades de las comunidades locales, así como el ritmo de vida de la época y que así sean mas accesibles en sus prácticas.

Catarina y David, una de las primeras parejas de toda España en celebrar una boda religiosa

Por otro lado, las tendencias en moda y en estilo de vida, siempre lo ha marcado la situación que este pasando el mundo, por ejemplo, el glamour en el estilo de vida que caracterizó los años 50’s, que antecede la austeridad y las carencias de los 40’s por WWII, los estampados de camuflaje y militarizados de la primera década del 2000’s que surgieron después de los atentados terroristas, por citar algunas tendencias.

La situación que estamos viviendo mundialmente con la pandemia del COVID-19, no es la excepción de marcar las nuevas tendencias tanto en moda como en los nuevos estilos de vida y la organización de bodas no quedan fuera.

Estamos viviendo tiempos de cambios y por su puesto de crisis, a partir de esto habrá un antes y un después del COVID, los protocolos y la metodología en el planning de una Boda será totalmente distinta a como la conocíamos.

Desde del primer acercamiento con los clientes, como el desenvolvimiento de esta, ya que las citas o las juntas que tendrá el Wedding Planner con la pareja y proveedores, serán con mayor frecuencia en videollamada, entrevistas y catálogos virtuales, showrooms por zoom, etc.

La celebración de los matrimonios y de cualquier otro motivo de festejos, seguirán llevándose a cabo, ya que somos seres sociales y necesitamos interactuar en festejos y convivencias, así como el reconocimiento social que una Boda conlleva.

El festejo y las emociones serán las mismas, aunque ya se escuche trillado los wedding planners nos vamos a reinventar, estos meses de confinamiento ha hecho que la humanidad avance 5 años en tecnología.

Cada vez serán mas comunes las “Bodas 2.0”, ya se han estado llevando a cabo desde hace aprox. unos 10 años, pero ahora tendrán el apoyo de mayor tecnología, nitidez y conectividad.

Esta modalidad de boda es una excelente área de oportunidad en expandir los servicios básicos involucrados en la Boda, es decir, se volverán infaltables como el servicio de banquete o floristería.

Los prestadores de servicios de fotografía y de video filmación, aparte de los servicios tradicionales, pueden ofrecer el servicio de transmitir la boda en tiempo real a los invitados que no asistieron físicamente a la celebración.

No solo la tecnología y herramientas virtuales se harán cada vez mas presentes en la organización, diseño y planeación de una boda, si no también practicas y servicios sanitizantes, como la renta de cabinas sanitizantes portátiles en los accesos de los recintos e iglesias, se reducirá el staff en algunos servicios, pero se agregarán en otros.

Los eventos que ya se tenían contratados antes de crisis sanitaria es necesario que haya un acercamiento con los clientes y el pull de proveedores, para replantear toda la logística, así como los honorarios.

Las mascarillas fue el principal complemento de los novios y los invitados
  • Serán bodas de no mas de 150 invitados, en espacios preferencialmente abiertos, la asignación de mesas estará espaciadas entre un invitado y otro, por lo que habrá un aumento en la cantidad de los centros de mesa a contratar, ya que, si en una mesa donde se asignaban de 10 a 12 comensales, ahora se asignaran de 6 a 8 comensales por mesa.
  • Los meseros de manera obligatoria se presentarán con uniformes de manga larga (en zonas de playa y en eventos campiranos es común que el mesero se uniforme con guayabera) careta, cubrebocas y guantes para manejo alimenticio.
  • En el montaje de mesa, no estarán expuestos cubiertos, vasos, copas y loza, saldrán servidos desde cocina, trasladados en charolas con campanas hasta llegar al comensal.
  • Las mesas de postres, dulces y charcutería no podrán estar expuestos, se montarán en empaques individuales sellados, cuidando siempre la asepsia en la manipulación de estos.
  • El pastel nupcial no puede estar en exhibición como tradicionalmente se ha hecho, lo recomendable es tener en el salón un pastel estructural ficticio y las rebanadas de pastel saldrán emplatadas desde cocina.
  • El RSPV tendrá que ser estricta y obligatoria su confirmación. Ya no podemos tener la flexibilidad de admitir invitados que no confirmaron en el espacio de los que de último momento no llegaron.
  • Los servicios de buffet serán emplatados de manera individual, ya no serán exhibidos en barras. En esta modalidad, se requerirá más staff de apoyo.
  • Se tendrá más staff de hostess para tomar temperatura, ofrecer alcohol sanitizante y gel antibacterial, como el encargado de la asignación de lugares y listas de asistencias.
  • En los accesos de manera obligatoria se contarán con tapetes sanitizantes del calzado, tanto invitados como proveedores y el staff de apoyo.
  • Somos latinos y el baile es esencial en cualquier celebración, en el layout se asignarán más de 2 áreas para pistas de baile, así evitando la conglomeración de invitados en un área.
  • Todo el staff utilizará de manera obligatoria cubrebocas, caretas de protección, uniformes de manga larga, zapatos cerrados, las mujeres cabello trenzado y recogido, prohibida la joyería, relojes y sacar celulares.
  • En las bodas destino, se acostumbra que en una habitación se reúne el cortejo y las mamás de los novios, para el makeup y el stilist, a partir de ahora ya no será posible, tendrán que atenderlas 1×1 y al término de cada invitada sanitizar la habitación para atender la siguiente.
  • El reparto de invitaciones como las mesas de regalos, recurriremos a las modalidades virtuales.
  • Tener preparada la suficiente loza, cristalería y cubertería previamente esterilizada, ya que el solo lavar un vaso o un plato sucio al momento no será suficiente asepsia.

En cuanto se reanude la actividad eventista, tenemos que estar preparados o por lo menos contemplar estos rubros, así como también concientizar a las parejas de estos cambios, esperando las indicaciones que marquen las dependencias responsables en salud para poder operar.

Sevilla acogió una de las pocas ceremonias celebradas en la fase 1 de la desescalada

Más información: https://www.nouneventos.com.ar/

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.