San Miguel de Allende ha presentado pérdidas económicas de 126 millones de pesos en el Turismo de Romance, debido a que eventos sociales y bodas se encuentran en pausa a consecuencia de la pandemia.

 San Miguel de Allende, es uno de los destinos líderes de Romance del estado de Guanajuato.

Previo a la pandemia solían celebrarse un promedio de 15 bodas de turismo.

Tan solo en 2019 fueron 780 los matrimonios celebrados en la ciudad considerada Patrimonio de la Humanidad, explicó Beatriz Succar, presidenta de la asociación de eventos de San Miguel de Allende.

Cabe destacar que durante los tres meses de confinamiento, son alrededor de 180 bodas las que se han tenido que posponer y solo unas cuantas se han cancelado.

Esto debido a que las parejas prefieren casarse en sus lugares de origen o en ocasiones su economía ya no les permite costear una celebración tan ostentosa.

Se estima que para dichos eventos el costo por invitado oscila entre los 3 mil 500 y 4 mil pesos.

Pues se trata de más de 15 colaboradores quienes participan en la materialización del tan esperado evento.

Entre coordinadores de bodas, músicos, DJ, floristas, servicios de banquetes y de alquiler de recintos, diseñadores y de manera indirecta prácticamente a todos los sectores económicos de la ciudad, quienes también han visto limitadas sus labores.

San Miguel de Allende brinda a las parejas y a sus invitados una esencia mágica, hermosos escenarios y experiencias únicas.

“También los novios han tenido la necesidad de posponer un poco sus celebraciones, para ellos a través de sus trabajos, de sus negocios, de sus empresas tener una recuperación económica, aunque sea ligera antes de poder llevar a cabo el evento”, agregó Succar.

El sueño en pausa 

Comités organizadores de eventos se reúnen de manera semanal con el ayuntamiento para trazar planes de reactivación para los enlaces matrimoniales, mismos para los que hasta el momento no hay una fecha definitiva.

“Es muy Importante que tengamos en cuenta que una boda es un evento social obviamente, pero al final del día es un evento de esparcimiento, de diversión y de gozo”.

No podemos manejar una boda con las limitaciones que podríamos estar manejando al acudir al trabajo o a una empresa en el día a día”, concluyó.

Si bien se han presentado ideas novedosas como las bodas a distancia o por plataformas digitales, conservar la magia y preservar en la memoria dicho evento es algo que la comunidad Sanmiguelense tiene muy claro.

Por lo que prefieren no apresurarse y que cuando llegue el momento de restablecer los eventos se conserve su esencia.

Siempre apegándose a las disposiciones que las autoridades de Salud implementen para la “Nueva normalidad”.​

Por su oferta cultural y de servicios turísticos, San Miguel de Allende se ha posicionado como uno de los destinos mexicanos predilectos para los enamorados.

Más información visite: San Miguel de Allende

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.