El destino tiene experiencias que se basan en el contacto con la naturaleza

Destaca Baja California
Foto: Cortesía Rancho la Puerta

Las alternativas de viaje son cada vez más diversas y una de las tendencias más buscadas es el turismo wellness con enfoque holístico.

En este sentido, Baja California es un destino que posee un fuerte contacto con la naturaleza y con sitios idóneos para estas experiencias.

Conectar física y mentalmente nunca había sido tan importante. Por ello, el estado recomienda algunos lugares para la reactivación personal.

Destaca en Baja California Rancho la Puerta

Ubicado a 7 minutos del Pueblo Mágico Tecate, se encuentra un resort y spa que ofrece programas de armonía y tranquilidad a visitantes.

Ello, a partir de una experiencia de hospedaje y actividades que implican convivencia con la naturaleza:

Caminatas al Cerro Cuchumá (montaña sagrada de los antiguos Kumiai), meditación, masajes, acupuntura y conversaciones.

Además, alternativas de sonido curativo, terapia holística, exfoliaciones, yoga, hiit, hydro-fit, kickboxing, ciclismo y clases de salsa.

También, pilates, tenis, deportes acuáticos, canto, arte, clases de cocina de la granja, a cargo de la talentosa Chef Denise Roa.

“La agenda puede variar y adaptarse a cada persona para que tu estancia sea fluida y libre con paquetes en solitario o acompañado”.

“Todo, en un ambiente hogareño, decorado en estilo rústico, con jardines, hortalizas que se acompañarán de terapias de nutrición”.

Rancho La Puerta es un edén de descanso, considerado “El spa de destino número 1 del mundo” por la revista Travel & Leisure.

Destaca Baja California
Foto: Cortesía Rancho la Puerta

También nombrado “el progenitor del moderno gimnasio y movimiento de spa”, por Condé Nast Traveler, entre otras publicaciones.

Oeno Wine Lodge

Escondido en el Valle de Guadalupe en Ensenada, se encuentra Oeno Wine Lodge, experiencia integral para estimular los sentidos.

Ello, entre el paisaje, hospitalidad, descanso, privacidad y relajación de estilo chic-bohemio.

Este lugar ofrece conexión con el entorno natural con vista panorámica al valle, cielos estrellados decorados con colinas de grandes rocas.

También, hospedaje alejado de bullicio, gastronomía de alta gama, senderismo, yoga y limpieza a partir de la naturaleza.

Hay 25 habitaciones distribuidas en acogedoras cabañas elevadas del terreno con terrazas “de vista espectacular”.

Además, Rocas es una especie de cabaña con forma de piedra que se distribuye orgánicamente con el paisaje con las comodidades de un resort.

Por último, la Aldea, un área de cabañas de madera, fogatas glamurosas y ventanales panorámicas. 

De igual forma, enclavado en las rocas, árboles y terrazas, se encuentra un oasis gastronómico, el restaurante i-Petra por eso destaca Baja California.

Es un restaurante exclusivo con un menú internacional: mariscos frescos, vegetales orgánicos, carnes a la leña y vinos de la ruta. 

Una de las experiencias que debes vivir para sentir conexión y descanso en este lugar es a partir de un baño de bosque con Paula Piojan.

Destaca Baja California
Foto: Cortesía Oeno Wine Lodge

Se trata de una técnica conocida como Shinrin Yoku, la cual consiste en pasar tiempo con la naturaleza en una experiencia guiada.

Ello, para abrir los sentidos, reencontrarte y sentir bienestar en uno de los únicos senderos certificados del Valle de Guadalupe.

Puertecitos

En el kilómetro 74 de la carretera San Felipe – Laguna Chapala se encuentra Puertecitos, un lugar escondido entre montañas, desierto y playa.

“El mejor lugar para relajarte, pasar momentos alejado del ruido y vivir imponente naturaleza al máximo”.

Tiene un spa natural, con aguas termales milagrosas, que combina el agua salada de mar con minerales volcánicos.

Ello, es el elemento perfecto que da relajación a los músculos, además de propiedades de exfoliación y curación al cuerpo.

“Después de apapacharte en un jacuzzi natural con vistas impresionantes, puedes practicar pesca deportiva y buscar armonía”.

También se puede visitar el pueblo pintoresco del mismo nombre y comer mariscos frescos, hacer una parada en Laguna Chapala y los paisajes.

En el kilómetro 15 de la carretera San Felipe – Puertecitos, hay un espacio surreal conocido como el Valle de los Gigantes.

Se trata del hogar de cardones gigantes de hasta 17 metros de altura, un espectáculo natural único que provee energía y oxígeno puro.

¿Quieres saber más acerca de Baja California? Visita aquí

Foto: Cortesía

NO COMMENTS