El fast fashion propone el consumo a velocidades muy aceleradas en las cuales las prendas se descartan temporada tras temporada con un corto ciclo de vida, generando así impactos medioambientales y sociales insostenibles.

En contrapartida a un proceso nocivo que se fagocita, surge una tendencia verde que se apodera desde desfiles hasta diversas esferas de la moda, que busca una nueva visión para abordar la ética de la industria al tiempo que propone pasos tangibles para cerrar el círculo.

Es así como el evento sostenible de moda entra en escena teniendo en cuenta los impactos negativos en el que se desarrolla, y trata de minimizarlos al máximo para producir la menor huella ambiental posible en su entorno. 

Los eventos de moda sostenibles se desarrollan dentro de un amplio espectro que incluye la Eco Fashion Week, workshops sobre posibilidades de la moda sustentable, desfiles con prendas de marcas sostenibles de la región hasta conferencias “Know- How” de las nuevas maneras de producir, ligadas a marcas y emprendedores.

El objetivo principal de estos eventos apunta a proporcionar información sobre los desafíos, oportunidades e innovaciones que enfrenta la sostenibilidad de la industria textil y de la confección.

Planificar un evento de moda sostenible engloba utilizar productos locales, de temporada y/o ecológicos, priorizar la iluminación natural, utilizar una climatización adecuada, evitar la impresión en papel, utilizar elementos decorativos reutilizables y reciclables.

Incluir comida orgánica dentro del servicio de catering es fundamental, así como también priorizar la utilización de luminarias LED ya que aumenta la eficiencia energética.

Contratar servicios y proveedores locales juega un rol importante en lo ecológico que es el evento, la razón detrás de esto es reducir viajes y acortar distancias para llegar al evento, ahorrando así todas las aristas no ecológicas asociadas con el transporte y el traslado de personas (como las emisiones de CO2).

Acorde a los mejores eventos sostenibles, una gran idea es agasajar a los invitados con regalos ecológicos, que además de ser un obsequio de recuerdo son un motor para la concientización y reflexión sobre el cuidado del medio ambiente.

Son las clásicas “perlitas” del evento: lapiceros, llaveros, posa-vasos, porta-celulares, porta-notebooks realizadas con cuero reconstituido en todos sus colores y formas.

Los bolsos y carteras confeccionadas con velas de barco antiguas, también son opciones ideales a la hora de regalar.

En contra de lo que se piensa, no es más caro organizar un evento de moda de un modo sostenible.

El hecho de controlar y reducir el consumo de recursos hace más eficiente el proceso productivo, lo que revierte obviamente en un ahorro de tiempos y costes.

Además, desde el punto de vista empresarial aporta un valor añadido, da desde una mirada ética y responsable con el entorno que busca trabajar de manera artesanal: tratamientos textiles artesanales, reutilización de desechos y materia prima noble que se esfuerzan por reducir la contaminación de recursos naturales no renovables.

Los eventos son una herramienta de comunicación que hacen a la vinculación entre las organizaciones y sus públicos.

Son sistemas formados por subsistemas que se mueven e integran.

Preguntas como ¿Cuál es la responsabilidad social de la empresa? ¿Cuál el impacto social?, son también puntos claves para readecuar nuestro nivel de alerta y conciencia sobre el planeta.

El intercambio de ideas y conocimientos sobre los principios del Slow Fashion y los beneficios del diseño textil como industria creativa se encuentra en constante crecimiento así como su contribución al desarrollo sostenible, teniendo como eje transversal la innovación en el cuidado medioambiental.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.