Considerada Patrimonio Cultura de la Humanidad por la UNESCO, Lima cuenta con más de 400 balcones, muchos de ellos de inspiración mudéjar (versión española de la arquitectura árabe).

Casa de la Riva Agüero

A continuación 14 balcones que dan cuenta de cuatro siglos de historia:

Palacio Arzobispal de Lima

Terminado en 1924 la edificación se destaca por sus dos impresionantes balcones de estilo neocolonial, que son emblemas de la Plaza de Armas de Lima.

Los arquitectos que diseñaron el palacio fueron los destacados graduados de la Escuela de Bellas Artes de París, Jaxa Malachowski, y Claude Sahut; este último también diseñó el Palacio de Gobierno del Perú.

Ambos se inspiraron en la arquitectura virreinal limeña para reinterpretarla en una nueva y bella propuesta.

La Casa Oquendo u Osambela

Casa de principios del siglo XIX, a fines de la colonia, tiene una de las fachadas de mayor prestancia de Lima con galas de la arquitectura Luis XVI, con balcones tipo armario.

Según Héctor Velarde, en su libro ‘Itinerarios de Lima’, “se trata de un excelente ejemplo de arquitectura limeña, no precisamente por su pureza de estilo, sino por la superposición y fusión en una sola unidad de característica de la diferentes etapas artísticas que se sucedieron a fines del siglo XVIII y principios de XIX”.

Está ubicado en la calle Conde de Superunda 298 a unos 200 metros de la Plaza de Armas.

Palacio de Torre Tagle

Diseñado por el primer marqués de Torre Tagle, Don José Bernardo de Torre y Bracho, es una auténtica obra de arte y una de las mansiones más bellas de Lima desde 1735.

Palacio de Torre Tagle

Como congelado en el tiempo, es fiel reflejo del apogeo del Virreinato del Perú. En su encantador diseño hay influencia de lo mejor de la arquitectura andaluza, mora, criolla y asiática.

En su fachada se aprecia el portal de barroco andaluz y sus balcones son tipo árabe del siglo XVII.

Hoy es la sede principal del Ministerio de Relaciones Exteriores, ubicado en el Jirón Ucayali 363, una renovada calle peatonal.

Casa Rada

También conocida como Palacio Goyeneche, por haber sido propiedad de la duquesa María Josefa de Goyeneche, se ubica en el Jirón Ucayali 304, frente al Palacio de Torre Tagle.

Se destaca por ser la primera mansión de influencia francesa borbónica del siglo XVIII. Sus balcones cuentan con paneles curvos estilo Luis XV, lo mismo que en su portada.

La casa de Pilatos

Construida en 1590 es la mansión más antigua de Lima y Patrimonio Cultural de la Nación desde 1973. Se ubica frente al Convento de San Francisco (Jirón Ancash 390).

La primera planta es del clasicismo renacentista y la parte superior responde al neo-clasicismo reconstruida a la mitad del siglo XIX.

Su portal de piedra de estilo renacentista luce labrados los escudos laterales que corresponden al marquesado del Valle Umbroso y de Esquivel y Jaraba. Lucen unos balcones que cubren casi toda la segunda planta.

La Casa de Pilatos

Hoy es la sede del Tribunal Constitucional.

La Casa Aliaga

Pertenece a la misma familia desde la fundación de Lima (18 de enero de 1535), siendo su primer dueño Jerónimo de Aliaga, quien acompañó a Francisco Pizarro en la conquista, por lo que no es de extrañar que esté ubicada al costado de Palacio de Gobierno (Jirón de la Unión 224), llamada también casa de Pizarro.

Dicha casa se puede visitar previa cita a un costo que ronda los 10 dólares por persona. La familia De Aliaga aún vive en esta casona.

La Casa Barbieri

Fue entregada por Francisco Pizarro en 1537 a quien lo siguió en la conquista del Imperio Inca, Francisco Chávez.

Es también conocida como Casona del Conde de Fuentes Gonzales, quien la reconstruyó en 1748.

Mansión solariega ubicada en la intersección del Jirón Callao y Rufino Torrico, que se destaca por la elegancia de sus dos balcones que flanquean un virreinal portal.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.