En redes sociales y diversos medios de comunicación se han leído en los últimos días, múltiples razones o motivos que han impulsado el rumor acerca que el Tianguis Turístico 2020 a realizarse en Mérida, Yucatán debería posponerse y cuanto antes mejor en una muestra de precaución inteligente atendiendo las condiciones del panorama MUNDIAL en torno al Coronavirus o COVID-19.

Miguel Torruco, Titular de la Secretaría de Turismo Federal y Mauricio Vila Dosal, Gobernador del Estado de Yucatán.

Hoy se oficializó ese cambio solicitado por el Gobernador Mauricio Vila Dosal, marcando como nueva fecha del 19 al 22 de septiembre 2020.

Negar la realidad es necedad y al mismo tiempo caer en pánico es muestra de ignorancia. Empero estar informado no sólo del origen sino de la evolución y confirmar la información es muestra de inteligencia.

A final de cuentas, es sabido que, en el mundo de los negocios, los aciertos son de quienes se anticipan con decisiones riesgosas pero asertivas.

Analicemos algunos datos:

Desde la primera etapa del brote de COVID19 el aislamiento fue la norma para afrontar UN VIRUS NUEVO, por tanto, desconocido en sus reacciones, efectos, incubación, propagación, mutación o debilitamiento sin mencionar el correcto tratamiento para hacerle frente.

Conforme avanzaron los días se sugirió evitar acudir a eventos masivos, los viajes internacionales con salida y destino a la región marcada como zona cero y otras medidas a fin de evitar la propagación y se convirtiera en lo que ha sido declarado ya por la OMS, como pandemia mundial.

Comenzaron a anunciarse difíciles decisiones que sin lugar a dudas no se toman a la ligera, posponer o cancelar eventos internacionales de la industria de turismo y otros sectores que no sólo por tradición sino por efectividad como plataformas comerciales tienen peso en el calendario.

Basta mencionar ITB, IMEX Frankfurt o el WTTC que recién anunció se pospone para el otoño, preservando su sede, Cancún por solidaridad al COVID19 y complementaría, marcando que al tener una convocatoria del 30% dirigida al mercado asiático sumado a participantes provenientes de Europa con actual conectividad limitada, vio reducida su asistencia y por ende el ROI, significativamente, entonces esta decisión por parte de SECTUR y el Gobierno de Yucatán era cuestión de tiempo y cuanto antes más responsable.

En México, el ejecutivo federal en cada mañanera ha declarado que no es necesario tomar precauciones, ni cerrar vuelos, ni suspender eventos masivos, incluso que hay que abrazarse y hacer a un lado los cubrebocas y seguir recibiendo cruceros con pacientes declarados oficialmente.

El responsable de Salud ha espetado que el sistema inmunológico hace frente por si solo al COVID19 y que en México no cobrará fuerza y esperemos así sea pues con el sistema público de salud colapsado por desabastecimiento de medicamentos e insumos básicos para la atención diaria se pone en duda la capacidad de atención ante una epidemia, insisto, de un virus cuyo comportamiento aún no está completamente mapeado.

¿Cuál es el punto?, pensará usted, prometo que tengo un punto amable lector.

Gustavo Cruz, científico de la UNAM que colaboró en el diseño de un modelo matemático que calcula la velocidad de contagio y que se implementó para mediciones durante el periodo en que el H1N1 corrió por el país, ha sugerido que COVID19 puede convertirse en brote infeccioso en nuestro país dentro del periodo del 20 al 30 de marzo bajo las condiciones sanitarias actuales.

A esto súmele la transferencia continua por vuelos internacionales.

Ahora, al día de ayer 11 de marzo, la lista de compradores registrados como CONFIRMADOS por el comité organizador del Tianguis Turístico se conforma de 519 registros (y tengo listado en mano) comparadas con las 762 que ha mencionado hoy el Secretario Miguel Torruco en conferencia de prensa, quien, por cierto, fue en contra del discurso ejecutivo haciendo énfasis en que se tomarán todas las medidas sanitarias aplicables para preservar la salud de los participantes en la nueva fecha anunciada.

De la suma confirmada contra listado, 233 participantes internacionales y 286 empresas nacionales, una vez más, la mayoría nacional, el 30% proveniente de Europa, y el resto con base en Estados Unidos y Canadá.

El aplazamiento sin duda, contribuirá a que el listado sea actualizado y los expositores puedan acceder a la suma total anunciada para continuar agendando citas.

En medio de toda crisis hay oportunidad y si ya estaba todo planeado como lo anunciaron hoy entonces sin duda el margen de error será ínfimo con esta brecha de oportunidad para un destino que ya había anunciado estar al 100% en reservaciones de hospedaje establecido y privado, así como vuelos vendidos.

Ahora empezará la cascada de cambios, pero es preferible preservar las garantías de salud para la comunidad anfitriona, para los participantes nacionales y extranjeros, así como el retorno de inversión que debe haber detrás de un evento de esta escala que por primera vez en su historia se pospone y también por primera vez se anuncia como un evento incluyente.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.