Entre 2007 y 2008, tras finalizar su mandato, el expresidente Vicente Fox y su esposa Martha Sahagún retomaron la idea estadounidense de abrir una biblioteca con un tema específico dedicado a la comunidad. Optaron por el liderazgo y a partir de allí se formó el proyecto que actualmente tiene 5 subdivisiones, entre las que se encuentran el Centro Fox, el Hotel Rancho San Cristóbal, el San Cristóbal Center Guanajuato, la Fundación Vamos México y su última adquisición, CRISMA. Cada subdivisión se integra con alguna otra, a fin de funcionar recíprocamente con un enfoque de responsabilidad social que alcanza a cerca de 10,000 familias en la localidad.

La hacienda tiene cerca de 400 años, construida en 1607, pasó a manos de la familia Fox en 1915. La biblioteca fue construida de manera subterránea, 12 metros debajo, con el objetivo de conservar los patios y con un acervo enfocado, principalmente, a temas de cultura, altruismo, diversión y preparación académica, ya que cuenta con convenios con diferentes universidades gracias a las cuales se realizan actividades tales como diplomados, cursos y conferencias que se imparten de manera gratuita o con un precio rebajado.

Por otra parte, el Centro Fox, busca darle difusión e impulsar la cultura, para lo que se realizan dos o tres festivales estatales e internacionales al año, mismos que han contado con la presencia de representantes de Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Michoacán y países como España, Italia y el Tíbet.

El Auditorio del Centro Fox cuenta con 6 pantallas que pueden proyectar las presentaciones, así como un tipo de acomodo que permite a la gente disfrutarlas. Tiene un aforo de 600 personas en montaje tipo auditorio y cuenta con elementos de audio y video tradicionales. En este espacio se han presentado artistas de la talla del fallecido Juan Gabriel y Francisco Céspedes, quienes de igual manera contribuyeron a la comunidad.

Por otra parte, La Velaria tiene una capacidad de 10,000 personas, la explanada alberga otras 2,500 y el auditorio al aire libre puede concentrar a 1,000 más; mientras que las aulas sólo reciben a 50 invitados.

El centro cuenta con asesoría en planeación y logística del evento, renta de equipo de audio, mobiliario y espacios para eventos, clima controlado, internet inalámbrico, traducción simultánea, Business Center, la biblioteca Presidencial, seguridad, planta de suministro eléctrico, servicio médico, cafetería, banquetes, restaurante de alta cocina, hospedaje y áreas de recreación.

Aquí la diferencia es que si tú, como congresista, vienes y haces un evento, vas a ver un beneficio en la sociedad, porque todo lo que nosotros hacemos va a un proyecto social que tú mismo  puedes elegir o darnos la libertad de mover los recursos nosotros como mejor convenga. Finalmente, el mejor beneficio que tienes aquí es que te vayas con un buen sabor de boca de que ayudaste a alguien”.

El San Cristóbal Center, por otro lado, cuenta con una explanada de 6,000 metros cuadrados techados, en la que se han realizado cenas de gala y presentaciones musicales masivas. Aunado a este espacio, se tienen 6 cabañas que se usan como dormitorio con una capacidad de hasta 100 personas, generalmente utilizadas por los niños de las diversas fundaciones o como camerinos.

Somos un complemento para quienes vienen a hacer eventos al estado, aquí cerca, en San Francisco, Celaya o León”, enfatizó, el director de Relaciones Públicas del recinto, Pablo Jiménez, recalcando que se pueden realizar desde conferencias, cenas, eventos de gala y hasta exposiciones comerciales.

Y explicó que se tiene, además, en materia de hospedaje, el Hotel Hacienda San Cristóbal, que cuenta actualmente con 48 habitaciones ubicadas en el casco de la finca; mismas que tienen la  función de generar ingresos “ese es un negocio que tiene que generar utilidades porque esas utilidades se inyectan a la fundación”, aclaró Jiménez, quien destacó que la propiedad dispone además de un restaurante, un spa, un bar, alberca y gimnasio.

Dado que la responsabilidad social es uno de sus principales objetivos, en el centro también se localiza la Fundación Vamos México que, con 15 años de trayectoria, sirve para ayudar a otras instituciones, entre sus programas sociales. Mayormente reconocidos se encuentran: la entrega de sillas de ruedas y el plan de alimentación con el que benefician a DIFs y Casas Hogares de la zona, Asimismo, la fundación capacita a otras organizaciones civiles para constituirse.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY