En México solamente el 3% de la población está inscrita a un gimnasio, lo que significa que el mercado potencial es muy amplio todavía, ya sea para invertir en un negocio enfocado en el sector del fitness o para incluir un gimnasio en un desarrollo inmobiliario, que represente una fuerte ventaja competitiva.

Espacios de entrenamiento de equipos de alto rendimiento

Y es que la inactividad física, además, es el cuarto factor de riesgo para mortalidad a nivel mundial, según el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). En el país, 38% de los mexicanos son sedentarios, de acuerdo con el estudio de IHRSA 2016; lo cual implica un riesgo de salud pública. No obstante, el número de habitantes activos ha incrementado, sin que llegue a ser suficiente aún; por este motivo es que el mercado fitness sigue siendo un amplio abanico de posibilidades de inversión, ante un importante número de clientes potenciales.

En general las justificaciones para el sedentarismo son la falta de tiempo y las distancias, por lo que ofrecer espacios de calidad con equipos de última generación, representa una excelente oportunidad de inversión, que debido a la demanda que hay en el país por el servicio de los gimnasios, permite un retorno de inversión a tres años, subrayó Carlos Jiménez, Director de Marketing de Sport Fitness.

Agregó que el éxito de un espacio dedicado al ejercicio, dispersión y relajación de las personas depende de lo cómodos y satisfechos que se sientan los usuarios. Para lograr generar estas sensaciones es necesario tener, además de equipos de alta tecnología, es fundamental cuidar cada detalle del el mejor diseño arquitectónico y de interiores.

Hoy en día, el desafío es pensar en la tecnología como pieza clave en la nueva forma de entrenar. Existe un público que se incorporó a la vida saludable: los millenials, es de suma importancia saber cómo piensan, cuáles son sus gustos y cómo quieren ser entrenados. Todo esto sin dejar a un lado al público tradicional. La clave es entender cómo adaptarnos a este contexto, en Sport fitness lo hacemos adoptando parte de los elementos de su entorno; por ejemplo, los equipos que cuentan con pantallas que pueden conectarse a Netflix para ver la series o incluso con entrenadores virtuales”, recalcó.

Para incursionar en el mercado fitness con las mayores posibilidades de éxito –remató-  lo mejor es hacerlo de la mano con un aliado experto que ofrezca total asesoría para la planificación y diseño arquitectónico de las instalaciones del gimnasio. El objetivo es generar un espacio que motive y mantenga inspirados a los clientes en su entrenamiento; así como el alcance de las metas de negocio.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY